Si eres un emprendedor o cuantas o pequeña empresa, seguramente cuentas con una oficina a la que además de amueblar, debes definir los espacios que éstos utilizarán, así como la distribución de los espacios para cada uno de los que integran dicha oficina. Aquí te decimos algunos puntos a considerar si estas en la situación que acabamos de mencionar.

El primer tip que podemos darte, se refiere a la luz, este elemento es de vital importancia para la productividad, así que es recomendable situar al personal que pasa más horas dentro de la oficina, cerca de una fuente lumínica, primordialmente natural. Mientras que en el caso de las personas que se desplazan constantemente, se recomienda estén más cerca de los accesos.



La división del espacio por áreas también es importante, y en este caso los muebles juegan un papel importante, ya con ellos podemos definir estás divisiones. Lo aconsejable es que se usen los muebles de manera agrupada. Con ayuda de mamparas, por ejemplo, se puede definir cada área. Al realizar esto, es importante no cerrar el paso ni limitar la continuidad visual del espacio.

El orden también es un punto importante, por ello es importante definir un espacio suficiente para almacenar todo el material y archivos utilizados en nuestro trabajo. Finalmente, pero no menos importante, definir un espacio de descanso es crucial para la gente que labora en nuestra oficina, ya que los descanso y espacio agradables contribuyen a una mayor productividad.

Estos puntos no son los únicos, cada oficina, y dependiendo de muchos factores, puede definir los espacios y tipos de muebles para mejores resultados. Solo recuerda que es importante planearlo.